3 elementos que no pueden faltar en el tablero eléctrico de su industria

Ago 10, 2020 | Comercio y Empresas, Proyectos e Industrias

Los tableros eléctricos han evolucionado. Cuando antes solo eran empleados para desconectar equipos del servicio energético, hoy se han convertido en un aliado estratégico para las industrias.

Estos equipos le ayudarán a liberar preocupaciones o potenciales inconvenientes que su negocio puede enfrentar, como la falta de espacios para añadir nuevas cargas, el sufrimiento de sus máquinas ante los altos voltajes y la falta de integración con un generador eléctrico.

Los tableros eléctricos deben ser el cerebro de su industria, por eso debe optar por equipos inteligentes que sean garantes de la continuidad y excelencia de sus procesos. Aquí le contamos 3 elementos que no pueden faltar:

1. Interruptores disponibles

La falta de interruptores o breaker es una falla común en los tableros eléctricos. Como empresario, su primer objetivo es seguir creciendo, así que la capacidad de sus tableros debe ser mayor de la que necesita actualmente, para poder integrar expansiones planificadas que sean controladas desde un mismo centro de mando.

Por esta razón, se recomiendan equipos NLAB, NAB o los NHB. Estos tipos de tableros son construidos para manejar cargas desde 250 hasta 600 amperios; los NLAB y NAB pueden trabajar en la fase 110/220 voltios, y en el caso del NHB (trifásico), es diseñado especialmente bajo los requerimientos de cada proyecto para trabajar en 277/480 voltios.

Pensando en posibles expansiones, estos tableros eléctricos tienen una cantidad sobredimensionada de amperios posibles a consumir.

Cuando el amperaje es sobredimensionado, existe la opción de distribuir estratégicamente las cargas que necesitan los equipos para evitar sobrecargar las fases de energía y evadir los cortes de corriente por fallas internas. Otra ventaja es la capacidad añadir nuevos interruptores, que abre la posibilidad para instalar más equipos en una posible expansión.

2. Protección de voltaje integral

De acuerdo con la OBS Business School, “los activos son todos aquellos bienes, recursos, derechos y valores con los que cuenta una empresa, es decir, todo aquello que suma a su favor. Pueden ser bienes inmuebles, construcciones, infraestructuras, máquinas, vehículos, equipos tecnológicos o sistemas informáticos”.

La mayoría de estos elementos que representan el valor de su empresa están relacionados con una fuente de energía eléctrica. En otras palabras, la protección de sus equipos eléctricos es de importancia vital para el futuro de su negocio.

Las irregularidades eléctricas son comunes en el país, y poder aislar sus máquinas de los golpes de alto voltaje es una función que todo tablero eléctrico de industrial debería contener. Por esta razón, el uso de contactores integrados con un supervisor de voltaje es una herramienta eficaz para defender su inversión.

Este equipo de protección de voltaje es compatible con la mayoría de los tableros y puede ser incluido durante su fabricación. Su comportamiento es automatizado y los rangos de voltaje son configurados bajo las capacidades de los equipos o los requerimientos del usuario, siempre manteniendo un margen de seguridad apropiado.

Si este equipo es sumado al tablero eléctrico, existe la opción de controlar cuáles elementos desea que estén bajo protección y cuáles no. Por ejemplo, puede exceptuar la iluminación básica, para evitar que sus instalaciones queden a oscuras ante una falla en el voltaje.

3. Capacidad de transferencia

Los tableros eléctricos industriales que cuentan con capacidad de transferencia le permiten elegir de dónde proviene la fuente de energía. Esta opción suele ser utilizada para integrar plantas eléctricas o para conectar más de dos fuentes de alimentación, en caso de que cuente con dos líneas distintas de corriente.

Esta función se adapta a los requerimientos y necesidades de los usuarios al momento de solicitar la fabricación. Si tiene un generador y desea tener control sobre su encendido automático, los equipos respaldados por la planta eléctrica y los ciclos de tiempo para el arranque de cada uno de ellos, necesita un sistema de transferencia.

Estos equipos pueden presentarse en modalidad manual y automática. En el caso de la función manual, basta con girar una perilla o presionar un botón para que la fuente de energía cambie, minimizando la posibilidad de problemas y evitando el encuentro entre dos corrientes diferentes.
Las configuraciones automatizadas son diseñadas para un autoarranque y selección de fuente de energía en caso de inexistencia de la principal. Por ejemplo, si existe una interrupción de la fuente de electricidad pública, la transferencia envía una señal de arranque a la planta eléctrica. Esto permite que los equipos cruciales mantengan su funcionamiento incluso cuando no haya presencia de operadores en el sitio.

En cualquiera de los casos, se limita la interacción directa de sus empleados los procesos, lo que minimiza los riesgos para ellos y cuida la vida de tu generador, el cual se apagará una vez que reciba la señal de que ya existe una fuente de energía estable (en este caso, del sector público).

Los tableros eléctricos que contengan estas tres características son denominados tableros inteligentes, ya que ayudan a los usuarios a controlar aspectos como el equilibrio de cargas e interruptores, la protección de toda la maquinaria ante altos o bajos voltaje, y la seguridad y control sobre todo su sistema.

¿El tablero eléctrico de su industria cuenta con estas funciones? En Repatca podemos ayudarle a optimizar sus sistemas y mejorar la productividad de su negocio. ¡Haga clic aquí para conocer más detalles!